Responsabilidad Social

“La población de algunos pueblos de Siberia se ha reducido a una decena de personas. Conservar su cultura es una tarea importante. Y nosotros hacemos todo para apoyarlos”

Las prácticas éticas y responsables de Natura Sibérica contribuyen a conservar la cultura y medios de subsistencia de los pueblos indígenas en Siberia y el Lejano Oriente.

​​​​Con el fin de proteger el patrimonio cultural de los pueblos indígenas del Norte, Natura Sibérica inició colaboración con la Asociación de los Pueblos Indígenas del Norte, Siberia y el Lejano Oriente de la Federación de Rusia (http://www.raipon.info).
​​Siberia es una extraordinaria región rusa que acoge hasta 40 grupos étnicos diferentes, todos herederos de excepcionales patrimonios culturales que preservaron durante siglos. La variedad de formas y manifestaciones culturales de las etnias del Norte es impresionante. Se trata de trescientas mil personas que siguen conservando sus tradiciones étnicas y locales y hablan alrededor de doscientos dialectos e idiomas diferentes.
Desafortunadamente, desde hace mucho tiempo existe una clara tendencia hacia la desaparición de los pueblos indígenas que poco a poco se van fundiendo en el crisol general de Rusia. Se están perdiendo las particularidades culturales, las tradiciones y los valores de estos grupos étnicos de Siberia.

​Natura Sibérica sigue una política social activa para ayudar a revivir y preservar estas tradiciones únicas.

Natura Sibérica ha patrocinado la edición inglesa de la Primera Enciclopedia de los Pueblos Indígenas del Norte. Un libro de gran importancia que dará la oportunidad a un gran número de personas de todo el mundo de descubrir la cultura autóctona y el estilo de vida tradicional de esta región.
Además, con el apoyo de Natura Sibérica, en septiembre de 2012 tuvo lugar el II Campeonato ruso Abierto de Baile de los pueblos indígenas del Norte de Kamchatka, en el marco del festival itelmen “Aljalalalay”.
En conjunto con el Jardín Botánico de Irkutsk, se lanzó un programa ecológico plurianual de protección y reproducción de las plantas singulares de Siberia. Para el año 2018, se prevé plantar en el recinto del Jardín Botánico y con el apoyo financiero de Natura Sibérica, 70.000 especies exóticas.
La construcción de nuestra Granja Orgánica se llevó a cabo consultando a los representantes de los pueblos indígenas de Siberia, que conocen los detalles de su tierra única. Pagamos los precios más elevados por las hierbas y plantas recolectadas a mano para ayudar de esta manera a las pequeñas tribus siberianas no solo a cuidar de sus familias, sino también a satisfacer las necesidades sociales y ambientales de su comunidad. De esta forma Natura Sibérica pretende producir cambios positivos en la vida de estas personas. Solo con elegir nuestros productos cosméticos, estás ayudando a las pequeñas tribus de Siberia, a sus familias y a las comunidades circundantes.
Natura Siberica ha recibido múltiples premios reconociendo nuestro compromiso con las comunidades locales y la naturaleza.