Frutos y hierbas

“En nuestra plantación cultivamos los mejores ingredientes para desarrollar nuestros productos”

​Las hierbas que utilizamos han sido empleadas por los habitantes de Siberia desde tiempos inmemoriales para preparar elixires de salud y belleza para la familia real rusa. Su historia moderna empezó en los años 40 del siglo pasado, cuando los botánicos rusos Lázarev y Brekhman estudiaron más de 4.000 especies de plantas y hierbas y finalmente identificaron doce de ellas como adaptógenas. Son plantas únicas que sobrevivieron a la era glacial adaptándose a uno de los entornos más hostiles del planeta: Siberia.

Es por ello que poseen unas cualidades singulares que ayudan a mejorar nuestro bienestar y son eficaces para ralentizar el proceso de envejecimiento de la piel.
Algunos de los frutos y hierbas utilizados en nuestros productos son:

Sophora Japónica
Contiene hasta 30% de Vitamina P y gracias a ello calma la piel, estimula su regeneración y regula el equilibrio lipídico. Aporta hidratación intensa y nutrientes a la piel, y posee eficaces propiedades curativas y regeneradoras, protegiendo el tejido cutáneo de los daños.
Rhodiola Rosea
También conocida cómo “La Raíz de Oro”, es altamente apreciada por sus fantásticas propiedades adaptogénicas, gracias a las cuales, fortalece las defensas del organismo para que pueda adaptarse a las variaciones del medio ambiente. Esta planta típicamente siberiana es considerada uno de los mejores tratamientos para ralentizar el proceso de envejecimiento.
​​Ginseng Siberiano
Es un arbusto capaz de resistir los inviernos más crudos de Siberia. Contiene hasta un 30% más de componentes activos que otros tipos de Ginseng. Mejora el estado de la piel y protege de la deshidratación.
Snow Cladonia
Tiene una vitalidad única, permaneciendo verde incluso a extremas temperaturas bajo cero y creciendo aún cubierta por la nieve. Posee un alto contenido de sustancias orgánicas, Vitamina A y vitaminas del grupo B. Ayuda a mejorar el tono de la piel, fortalecer y nutrirla cómo también a estimular los procesos de renovación.
Limonnik Nanai (Schisandra chinensis)
Es una planta de Siberia, cuya fruta es ampliamente valorada por sus propiedades curativas, que hacen que sea uno de los adaptógenos más famosos del mundo. Las bayas y semillas de esta planta eran usadas por los cazadores Nanai para mejorar la visión nocturna, como un tónico y para reducir el hambre, la sed y el cansancio. Es extremadamente rica en vitamina E, un antioxidante natural, vitaminas C, minerales y aceites esenciales, que son tan beneficiosos para la piel y el cabello. El extracto de Schizandra tiene propiedades antioxidantes explícitas e inmunoestimuladoras .
Pino Siberiano
El Pino de Siberia es una conífera que permanece siempre verde. El Aceite de semillas de Pino de Siberia es producido en nuestra granja orgánica en Jakasia y enviado a Italia para terminar de procesarlo para su uso como materia prima cosmética.
La verdadera riqueza se encuentra en sus piñas. 5 veces más rico en vitamina E que el aceite de oliva, refuerza la barrera natural de la piel y protege contra los efectos nocivos del viento y el frío. Rico en ácidos linoleicos y ácidos grasos, es invaluable en la lucha contra los signos de envejecimiento y en la mejora de la textura de la piel. Por sus propiedades nutritivas e hidratantes es una gran base para la mayoría de nuestras cremas faciales y corporales, shampoos, acondicionadores, entre otros productos.
Oblepikha
El Espino Amarillo es un arbusto espinoso que crece en Europa, Asia menor y el Cáucaso. Su versatilidad le permite crecer en las praderas de las altitudes tibetanas con una intensa radiación ultravioleta o en las dunas de los áridos desiertos siberianos, sometidas a cambios de temperatura de 50ºC entre el invierno y el verano. Las diminutas bayas del espino amarillo contienen 15 veces más vitamina C que la naranja y posee además, vitaminas del grupo B, K, flavonoides, carotenoides y mucílagos. Otra de las características principales de esta planta es su riqueza en aceites grasos Omega 3,6 y 7. El aceite se produce por prensado en frío de bayas cosechadas manualmente y es la base de todos los shampoos de Natura Siberica. Ayuda a acelerar los procesos de regeneración, revitalizando y fortaleciendo la piel. La vitamina E hidrata y prolonga profundamente la apariencia juvenil de la piel, las vitaminas del grupo B estimulan el metabolismo de las proteínas y restauran la estructura de la piel.

Frutos y hierbas en regiones de Siberia